Skip to content

Cerremos Guantánamo

marzo 28, 2007

Así de vanidosas convierto yo las cosas y allá voy con lo que soy. Mucho de lo que allí está ocurriendo me violenta hasta el agotamiento y en mí despierta encontrados sentimientos. De la tristeza paso a la ira, de la frustración a la acción, de la acción a la apatía. Me duele Guantánamo y me rebela, me hace sentir impotente y responsable. Hasta sufro con los verdugos, que me muestran mi naturaleza miserable. No estoy calmado, no estoy resignado y nunca he pensado que sólo las cosas útiles merecen la pena, así que improviso un patético rimar, que es un gritar. Ni siquiera los hipócritas o los des-animados ignoran ya, tanto abuso desalmado en nombre de la libertad. Es el mundo al revés de manoseado amor, un completo absurdo, donde uno no sabe quien es peor, si los cobardes que patean al mendigo o la muchedumbre alrededor, que le sirve de abrigo. ¡Que se cierre Guantánamo! desde aquí pido.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s