Skip to content

Larga vida inmersa en caldo bacteriano

marzo 28, 2007

Me dispongo a explicar por qué una vida humana dura casi tanto tiempo como la vida del universo o por qué necesitamos del permiso de las bacterias para ser los reyes del mambo. Dos ejemplos que, en mi opinión, ilustran falacias asociadas con el uso de escalas erróneas y falta de perspectiva. La vida humana es larguísima en comparación con los tiempos que se producen en la naturaleza. Los físicos ignoran qué es lo que ocurrió por debajo de 10-43 segundos desde el origen del Universo. No se puede ir más temprano y, al mismo tiempo, respetar la mecánica cuántica. En otras palabras, tal es el período de duración más breve posible. Por tan poquito desconocemos los detalles del alumbramiento de un bebé que en la actualidad tiene un radio de unos 1027 metros. Y digo actualmente porque la cosa se expande a ritmo acelerado, de tal forma que cuanto más te acerques al “no-borde”, como diría alguien de un blog cercano, más rápido lo hace. Si representamos de forma logarítmica los tiempos de las cosas, observaremos que la vida media humana está muy próxima a la edad del universo, que se estima en algo menos de 1020 segundos. Por ejemplo, las partículas subatómicas de vida más corta, llamadas resonancias, duran 10-23 segundos y el neutrón, que dura un montón, apenas dura unos días. Para igualar la vida del universo se precisan muchísimas menos vidas humanas, que el número de pequeñas duraciones posibles o de vidas de resonancias que son necesarias para igualar una vida humana. Así que, si piensas que la vida es breve es porque no eres consciente de lo efímera que es la materia del Universo. Por otro lado, conocidos autores como S. J. Gould y L. Margulis han insistido en que el nuestro siempre ha sido, es, y será, un mundo de bacterias. La Tierra tiene aproximadamente 4.500 millones de años (ma) y, según el registro fósil, la vida se originó hace al menos 3.500. Me parece extraordinario lo pronto que apareció teniendo en cuenta que la edad de las rocas más antiguas es de 3.800ma. Hasta entonces, digamos que la Tierra era como aquello que define a todo buen resfriado, un liquidillo poco propicio. Pero aun siendo tan antigua, durante más de la mitad de la historia de la vida no hubo más que bacterias. De hecho, la primera célula eucariota no surge hasta hace unos 1.800ma y la primera miñocada pluricelular no aparece hasta hace aproximadamente 580ma. Sólo el número de bacterias que llevas encima en este momento (asumiré una correcta higiene personal) supera con creces al número de personas que hayan existido nunca. ¡Ah! y la próxima vez que beses a tu novi@ trata de no recordar que el 10% de su peso seco corporal son bacterias, muy bonitas, pero bacterias, unas encima de otras. Así que, si las resonancias en tu oído no te consuelan y una infección bacteriana no ha consumido tu vanidad, es porque estás hecho todo un hombre (o mujer).

Anuncios
One Comment
  1. Me ha impresionado que el universo tenga “solo” 10E+20 segundos (lo escribo asi no por pedantería, es que no sé como poner un superíndice). Como bien dices las escalas que se emplean para medir las cosas, a veces distorsionan la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s