Skip to content

Regresa el hongo asesino del pan

marzo 30, 2007

El 30 de Marzo de 2007 la revista Science advierte del resurgimiento de una grave enfermedad del trigo que amenaza los cultivos de todo el mundo. Esta patología está causada por un hongo que lleva el cursi nombre de Puccinia graminis. Este es un organismo bien conocido y cuyo genoma se está secuenciando. Hasta 1950 había protagonizado brotes esporádicos de roya, que así se llama la enfermedad, por todo el mundo con efectos devastadores. Por ejemplo, en los Estados Unidos arrasó con el 40 % de la producción de trigo de primavera. La roya se transmite rápidamente de unos cultivos a otros a través de esporas que son transportadas por el viento. Sin embargo, a partir de 1960 se produjo la selección eficaz de variedades que eran resistentes al hongo, lo que permitió importantes mejoras en la producción mundial. En este sentido, se dice que fue clave la dispersión, inducida durante los años 80, de un gen, el Sr31, que confiere resistencia al hongo. Todo fue bien hasta 1999, año en el que se descubre en Uganda una nueva cepa de P. graminis para la que prácticamente ninguna variedad era resistente, incluidas aquellas portadoras de Sr31. Durante varios años, el mundo observó impasible cómo esta variedad se extendió por el este de África. El caso es que la cepa Ug99 cruzó el Mar Rojo y ha alcanzado cultivos en Arabia y Yemen. Los fondos necesarios para iniciar las investigaciones a gran escala parece que, finalmente, están llegando. En la actualidad se sabe que el 90% de las 12000 muestras de trigo estudiadas son sensibles a la enfermedad y que también lo es el 80% de las cepas estudiadas procedentes de Estados Unidos. También se sabe que, recientemente, se ha producido una mutación en Ug99 que logra superar la resistencia conferida por un segundo gen el Sr24, lo que incrementa mucho la vulnerabilidad de todo el trigo mundial. Los investigadores creen que es fundamental que la roya no se propague a las enormes extensiones de cultivo que tiene Egipto, de lo contrario, la reproducción de esta cepa tan virulenta sería muy difícil de controlar. En las circunstancias actuales, es muy probable que la epidemia se propague rápidamente desde la Península Arábiga a Pakistán y la India. En 2006, investigadores de un centro de Etiopía encontraron unas pocas semillas de variedades que resultan prometedoras a la hora de enfrentar al hongo. Se obtuvieron 15 kilos de semilla con los que se plantó una extensión de 4 hectáreas. Ya están disponibles casi 4 toneladas de semillas que habrá que repartir inteligentemente con el fin de ralentizar el progreso de la epidemia. La carrera ha comenzado.

Anuncios
2 comentarios
  1. La importancia de las variedades agrícolas está precisamente ahí. Cuantas más variedades seamos capaces de conservar, más capacidad tendremos de poder enfrentarnos en el futuro a problemas así.
    El problema actual de las semillas es que hay unas pocas casas comerciales (multinacionales) que están acaparando el mercado mundial de semillas, imponiendo sólo las que les interesan económicamente a ellos, y los agricultores están perdiendo su estatus de poder, al depender totalmente de esas multinacionales. Es un tema interesante del que tengo ganas de escribir en zentolos.

  2. yeraldin permalink

    escriban algo que balga la pena y le sirva a uno para las tareas como la definicion de que es el hongo del pan estupidus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s