Skip to content

Yerro duro

junio 7, 2007

Quizás la vida surgió por azar, pero que sólo se multiplica por error es verdad. No estoy de guasa cuando afirmo con la polimerasa, que la certeza es estéril y que para mí quisiera fecundos errores que den a luz problemas mayores detallando fielmente mis alrededores. Decía un sabio que si a todos los errores cerrases la puerta dejarías afuera la verdad, y es que quien siente que se equivoca acierta. También quien muchas veces no abre la boca. Acierta quien piensa en no cometer el error equivocado, luego el que piensa mucho poco yerra. Pero, ¡cuidado! sólo los que nada piensan o sienten nunca yerran, pues piensa que yerras cuando piensas debiendo sentir y cuando sientes debiendo pensar. Así, los que nunca están faltos de razón, y mente les sobra, están siempre equivocados, ya que, precisamente en tu obra, sólo el que se pierde encuentra nuevos caminos, quizás más elevados. Progresas cuando a la duda regresas desde el error, ya que es mejor agitarse en la duda que descansar en el error, sin duda. Mas preferible resulta errar creyendo que errar dudando. Y esta arenga recuerda, por favor, que sumergido en la duda, tanto como lucha el hombre yerra, siendo el peor error el que más verdad contenga. Pero no te subas a la parra con estas conocidas palabras, que errero sólo es herrero que no da en el clavo, con lo cual acabo.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s