Skip to content

Sabiduría como vacuidad

agosto 27, 2007

Romo: tu debes de ser Agua, ¿verdad? Dicen que eres muy sabia. ¿Sabes? yo también soy un tipo listo, se un montón de cosas…he leído decenas de libros y presumo de una memoria excelente. Hasta las malas lenguas, especialmente ellas, admiran mi habilidad para el discernimiento, mis dotes con el análisis, mi irónica agudeza, de ahí mi nombre… Agua: y observo que tampoco careces de humildad. Romo: bueno, para ser humilde, he de admitir que tanto saber no me hace feliz, pero siempre he pensado que en un mundo como este sólo puede ser feliz quien no piensa mucho. Y es que a medida que creo saber más cosas veo con mayor claridad lo poco que se realmente, y esto me entristece. Agua: resulta curioso que el almacenar tantas cosas clarifique tu interior en lugar de enturbiarlo. Romo: Sí, porque he descubierto que aquel que cree que todo lo sabe ignora lo más importante, que es su propia ignorancia, pues, paradójicamente, es este un conocimiento al que se llega después de acumular una multitud. Sin embargo, si sabes muchas cosas deberías estar más cerca de la verdad, luego tal ignorancia tendría que ser reveladora, ¿no crees? ¿Por qué será la verdad tan escurridiza? Agua: tal vez la sabiduría consista en un no-saber. Romo: no te entiendo. Por favor, explícate. Agua: tu crees que cuanto más sabes más cerca estás de la verdad, pero, al mismo tiempo, eres más consciente de lo poco que sabes. Romo: Así es. Agua: tu vas al encuentro de la verdad, pero se te escurre entre los dedos dejando el vacío tras de sí. Romo: supongo que puedes decirlo así. Agua: Eso ocurre porque la verdad no se busca, sino que es ella quien sale al encuentro. Todo lo que puedes hacer por ti mismo es prepararte para acogerla, pero esto no resulta fácil porque demanda pureza de corazón. La verdad no se conoce, sino que se ama. Romo: creo que entiendo lo que quieres decir. Me estás diciendo que la verdad es algo que se vive, algo que hay que experimentar, luego si tengo muchas experiencias de un determinado tipo, digamos verdaderas, estaré más cerca de la verdad. Agua: observo que con tanta inteligencia no has comprendido nada de lo que te he dicho.

Anuncios

From → 13. Lo último

2 comentarios
  1. Precioso texto, ¿me permites, una vez más, hacer un comentario?
    Buscar la verdad… Verdad no es más que una palabra vacía, uve, e, erre, de, a, de… Para buscar algo has de estar separado de lo que buscas, y, amigo romo, por mucho que lo intentes jamás podrás separarte de ELLO. No hay que experimentarlo, pues lo imposible es no experimentarlo. No hay experiencias que no sean verdaderas. Cesa toda discriminación, abandona el bueno/malo, acéptalo todo como real y necesario, paladea el brillo de la existencia cotidiana, sé alegría cuando alegre, sé sufrimiento cuando sufras,
    no hay nada más. Observa con la mente en calma el surgir y el retornar de los fenómenos. Incluso la ilusión creada por la pequeña mente individual de ser un ente separado del mundo, incluso esta ilusión es parte de ELLO.
    Esto no te lo digo yo a ti. De alguna manera extraña te lo dices tu a ti mismo. Y al mismo tiempo, me lo digo yo a mi mismo. Entonces…?

  2. luciernagas permalink

    Una vez más eres bienvenido, Iamato, en este que es también tu espacio. Permíteme destacar dos matizaciones que Agua muy probablemente haría a tu comentario. Creo que no hablaría exactamente de una ilusión del individuo, incluso reconociendo una íntima relación de éste con todo lo demás, sino de otra manifestación de lo que habitualmente denominas lo abstracto. La dimensión individual formaría parte de la verdad, aunque la ilusión radicaría en absolutizarla. En segundo lugar, intuiría un riesgo en tus palabras, que es el de la quietud, la indiferencia. La calma no es quietud, sino armonía, y la armonía implica movimiento en sintonía. Un mar en calma no es un mar detenido. En este sentido, que transciende lo ético, la indiferencia constituye una perversión metafísica. Merecerá la pena meditar sobre la libertad, el compromiso y, al mismo tiempo, el respeto a los ritmos de (y usaré palabras que has usado recientemente) la trama subyacente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s