Skip to content

Margarita Cansino

octubre 15, 2007

Dice la leyenda que el famoso cocktail “Margarita” lleva su nombre después de haber bailado en Tijuana. Nació en Nueva York el 17 de octubre de 1918. Su padre, Eduardo, español de Sevilla, también era bailarín, además de un alcohólico. El alcoholismo de su madre era todavía más evidente. Quería servir para huir de una realidad que incluía los malos tratos físicos y abusos sexuales que Eduardo cometía con su hija. Habían emigrado a la costa Oeste en busca de fortuna, pero quedaron en la ruina con la crisis de 1929. Eduardo decidió utilizar a la niña. Aún no era una adolescente cuando ya la disponía sobre las rodillas de los principales ejecutivos de Hollywood, incluido Winfield Sheehan, jefe de producción de la Fox, con rijosa intención y pocos escrúpulos. Finalmente, logró introducir a Rita en el mundo del cine, pero sus primeros papeles fracasaron estrepitosamente. Con el tiempo, Sheehan fue despedido y Eduardo decidió que Margarita debía encontrar un lugar entre los brazos de otro hombre influyente, Eddie Judson. Este consiguió que Harry Cohn, presidente de Columbia Pictures, le ofreciese un contrato. Como condición debía cambiarse aquel apellido español, así que adoptó el de su madre. A partir de entonces sería conocida como Rita Hayworth. Para huir de su “hogar” Rita se casó con Judson en 1937. Había escapado de su padre, pero llevó consigo un daño indeleble. Su físico sufrirá una transformación radical, adelgaza notablemente y pierde el oscuro color de su cabello. Convertida en pelirroja le llegará el éxito con “La pelirroja”, y, más tarde, “Sangre y Arena” la convierte en un icono sexual a comienzos de la guerra. Harry Cohn también la desea y su propio marido quiso utilizarla empujándola hacia él. Rita rechazó sus propuestas sexuales y abandonó a Judson. Fue después cuando conocería a Orson Welles con el que se casa en 1943. Tres años después se estrenaría “Gilda”, lo que, a pesar de los desprecios de Cohn, definitivamente hace de ella un mito erótico cinematográfico. La abrasadora bomba de hidrógeno que se ensayó en las bikini llevaba la imagen de esta bomba sexual, con la que cada soldado del ejército americano soñaba poder ver en bikini con el arma en la mano. Fue durante el rodaje de “La dama de Shangai” que se separaría de su compañero de reparto. Más tarde quedaría embarazada del excéntrico cineasta Howard Hughes. Viaja a París y conoce al príncipe Alí Khan con el que se casa en 1949. Deja el cine y se convierte en una alcohólica. Separada del príncipe, regresará a Hollywood. Se casa de nuevo. Esta vez con el cantante Dick Haymes, personajillo que tampoco dudará en utilizarla. Se divorcia en 1957 y participa con cierto éxito en varios filmes. Su quinto marido fue el productor James Hill, del que se separaría en 1961. Presa del alcoholismo y de la melancolía, siendo ya inolvidable, lo olvidará todo después de su matrimonio con el Alzheimer.

Anuncios
One Comment
  1. A veces la realidad supera la ficción.
    Sólo deci,r que el genio de Orson Welles consiguió teñirla de rubio y conseguir un cambio de imagen radical de la poderosa morena latina, a la cual todos tenemos en la memoria quitándose unos largos guantes en la mítica Gilda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s