Skip to content

Ornitología fantástica

diciembre 10, 2007

Los pájaros feng-huang se dejan ver en lugares donde reina la paz y la armonía. A quien tiene la fortuna de avistarlos se le auguran todo tipo de bondades. Se trata, sin embargo, de un ave seriamente amenazada, ya que su hábitat está desapareciendo rápidamente. Aunque todavía hay quien lo hace, no debe confundirse con la golondrina, para muchos el ave negra, que, a diferencia del feng-huang, es frecuente y de amplia distribución geográfica. En China se cuenta que el ave negra dio origen a la dinastía Shang, también conocida como dinastía Yin, pero en realidad de ella se ignora hasta el color. El jingwei o ave protectora, también llamada ave de la promesa, es un córvido de notable belleza. De color negro, tiene listada la cabeza, blanco el pico y rojas las patas. Es muy trabajador y se dice que un solo ejemplar, el espíritu de Nüwa, llenó el mar de Oriente con ramas y piedras traídas de los montes occidentales. Las aves bifang son probablemente zancudas, pero sólo tienen una pata, y se engendran a partir de la madera. Además, se han citado ciertos ejemplares chinos que mostraban cara humana. El ave dos, también llamada biyi, es una anátida muy peculiar que se distribuye por buena parte de Asia. Este pato de plumas coloreadas de verde y rojo es, al igual que el bifang monópoda, pero además, tiene sólo un ojo y un ala, lo que hace que no pueda volar sino es emparejado. Gusta de tierras muy húmedas y verlas significa la llegada de grandes inundaciones. El ave fénix es una zancuda originaria de Etiopía. Probablemente se trate del pájaro más longevo que se conoce. De gran belleza, es de un rojo deslumbrante, que según los árabes sólo se posa en el centro del mundo. Este pájaro es famoso por tener la extraordinaria facultad de renacer de sus cenizas cuando es consumido por el fuego. Una extraña característica que seguramente desconcertó a más de un cocinero olvidadizo. La subespecie egipcia se denomina Bennu y se la relaciona con el ciclo anual de las crecidas del Nilo. La subespecie china tiene la peculiaridad de ser andrógina y simboliza la felicidad conyugal. En general, el fénix simboliza el principio que hay en todo final. Es el pollo de la vida. Entre las rapaces destacan las harpías, que suelen venir en número de tres (Aelo, Ocípete y Celeno), y a las que sólo el hijo del viento logra expulsar. Esta actividad resulta de la mayor importancia, teniendo en cuenta que estas aves de olor infecto y cabeza de mujer (lo siento), traen los tormentos obsesivos del deseo y la culpa que sigue a la satisfacción del vicio. También en occidente disfrutamos de aves que ya son todo un mito. Hasta no hace mucho, sin ir más lejos, no había cama en España bajo la cual no anidase el ave cenilla, que tantos disgustos habrá evitado…

Anuncios

From → 10. Diezmito

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s