Skip to content

4 preguntas sobre el origen de la vida

enero 8, 2008

El otro día escuché a Eduardo Punset relatando algunas interesantes especulaciones acerca del origen de la vida, en relación con una entrevista al conocido físico Paul Davies. Destacó que, ciertamente, la pregunta por el origen de la vida incluye al menos tres preguntas distintas sobre cuyas respuestas la ciencia ha avanzado mucho en los últimos años, aunque de manera desigual. Así, preguntarse por el origen de la vida es preguntarse sobre el cuándo, el dónde y el cómo. Respecto a cuándo surgió la vida, cabe señalar que lo hizo extraordinariamente pronto. De hecho, existen fósiles de organismos vivos que tienen 3.800 millones de años de antigüedad, lo cual es sorprendente sabiendo que la historia de nuestro planeta tiene unos 4.500. Algunos investigadores opinan que la vida es un fenómeno altamente probable en caso de que se den las circunstancias apropiadas, mientras que otros creen que se trata de un fenómeno extremadamente raro, quizás único. Si los primeros estuviesen en lo cierto, al menos pueden hacerse dos predicciones básicas: que la vida es relativamente común en el Universo y que podría haber surgido varias veces en la Tierra. Por supuesto, no hay evidencias de vida extraterrestre y, sin embargo, hay evidencias bioquímicas y genéticas de que toda la vida que conocemos procede de un único ancestro común. No obstante, si el origen de la vida fuese un evento complejo y raro, la rapidez con la que apareció en este planeta sugiere que podría haber venido del espacio exterior. Paul Davies sostiene que la vida llegó a la Tierra en el interior de alguno de los muchos meteoritos que nuestro planeta intercambió con Marte en aquel tiempo. Respecto al dónde, parece probable que los primeros organismos surgieron en el fondo de los océanos, cerca de chimeneas volcánicas o, tal vez, en las profundidades de la corteza terrestre (o de Marte). De hecho, los organismos más primitivos que se conocen viven en condiciones tan extremas. Uno de los más grandes descubrimientos biológicos que todavía se pueden hacer consistiría en el hallazgo de una forma de vida originalmente nueva, pues ello proporcionaría las primeras respuestas respecto al lugar en el que se originó la vida y su probabilidad. En la actualidad, algunos científicos están buscando esa forma de vida utilizando una idea muy sencilla. Es un hecho que toda la vida que conocemos está basada en proteínas hechas con aminoácidos levógiros (los azúcares son dextrógiros) y no existen organismos que se alimenten de formas dextrógiras, así que se han fabricado caldos de cultivo con material dextrógiro para ver si algo procedente de hábitats aparentemente inhóspitos crece en ellos. Sin duda, es sobre el cómo acerca de lo que se sabe menos. Existen dos grandes líneas de investigación al respecto: aquellas que se centran en la génesis del primer metabolismo y estructura celular, y las referidas a la formación del software responsable de la vida (probablemente ARN). Finalmente, existe la pregunta por el porqué, pero es este un asunto que parece escaparse del ámbito científico.

Anuncios
One Comment
  1. La última pregunta, es sin duda la más fácil: por que sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s