Skip to content

El principio antrópico de Wheeler

febrero 15, 2008

El físico John A. Wheeler, experto en física cuántica que tuvo entre sus alumnos a Richard Feynman, elaboró una de las interpretaciones más originales del principio cosmológico antrópico. Se basó en la idea, fundamental en física cuántica, según la cual el observador participa en la conformación de la realidad en la medida en que no es posible observar sin influir en lo observado. En opinión de Wheeler el nuestro es un universo participatorio, pues trae a la existencia la observación y la observación trae el significado, en cierto sentido, la misma condición de realidad del universo. Esto significa que la observación sería el fundamento último de la realidad. La interpretación de Wheeler puede formularse así: “los observadores son necesarios para que exista el universo”, lo cual implica que “ningún universo podría llegar a existir a menos que tuviera garantizado el producir vida, conciencia y observación en algún lugar y durante alguna pequeña cantidad de tiempo en su historia”. El universo tiene las características que tiene, tan improbables, porque son las necesarias para permitir la existencia de observadores. Pasado y futuro se relacionarían de manera misteriosa, ya que el observador futuro es preciso para habilitar la génesis pasada. El observador es así tan necesario para la formación del universo como lo es el universo para la formación del observador. Llevando al extremo esta especulación puede decirse que el universo funciona como una suerte de organismo que se hace consciente a sí mismo gracias a nuestra presencia en él. En cierto modo, constituimos la conciencia del universo. Al igual que un individuo alcanza el momento en que es consciente de su propio desarrollo en el pasado, el universo observaría su pasado a través de nuestros telescopios y sería consciente de su presente en cada conciencia individual. Paradójicamente, con aquella visión a través de la tecnología más sofisticada determinamos las condiciones que hacen posible nuestro papel como observadores. Al continuar observando no sólo descubrimos, sino que también creamos. Y el final de nuestras observaciones se hallará en el principio, recordándonos que aunque la verdad fluye siempre retorna al origen.

Anuncios

From → 13. Lo último

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s