Skip to content

Crítica del principio antrópico

febrero 20, 2008

El principio antrópico sirve para deducir a partir de la existencia de la vida en el universo una serie de propiedades del mismo que son condiciones necesarias para la existencia de la vida. Aparentemente, el principio no explica nada. Se trata de una mera tautología. Sin embargo, tal vez la apariencia oculte una posibilidad explicativa real, pues el principio antrópico se opone a un razonamiento alternativo según el cual nuestra ubicación espaciotemporal no tiene nada de particular. Según esta alternativa, nuestra ubicación no es en modo alguno especial, por lo que nada nos dice del universo. Soy de la opinión de que este es un prejuicio recomendable en todo proceder científico, ya que funciona como un antídoto frente al antropocentrismo, potencialmente contaminante. Sin embargo, el rechazo a la perspectiva antropocéntrica contribuye en este caso a explicar nuestra ignorancia de las condiciones necesarias para nuestra existencia, la misma ignorancia que hace que el principio antrópico sea explicativo. Es decir, el principio antrópico sirve para algo precisamente porque es antropocéntrico, ya que considerar nuestra existencia como observadores podría servir para descubrir propiedades del universo que no se habían relacionado con nuestra presencia en él. En este sentido, puede servir para la formulación de hipótesis. Dicho de otro modo, no considerar nuestro punto de vista como privilegiado puede llevarnos a pasar por alto características fundamentales del universo. El principio antrópico es así una tautología desde el punto de vista formal, pero tiene poder explicativo en cuanto es aplicado en el análisis de propiedades contingentes del universo que no se habían considerado a partir del hecho indudable de que estamos aquí, lo que sin duda implica una selección de las posibilidades. En cierto modo, el principio antrópico constituye una variante del teorema de Bayes, pues la probabilidad de que el universo tenga unas determinadas propiedades está condicionada por nuestra presencia en él. Así, lo que resulta sumamente improbable a priori, tiene una probabilidad mucho mayor a posteriori, es decir, después de que se tenga en cuenta una determinada evidencia, en este caso, nuestra existencia. Ignorar este hecho puede hacer que cometamos errores importantes en nuestra interpretación del universo. En resumen, conocernos a nosotros mismos puede servir para conocer mejor todo lo demás.

Anuncios

From → 03. Trespacio

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s