Skip to content

Libros, coincidencias y cintas de video

mayo 19, 2008

Este sábado pasado los gallegos celebramos el “Día das letras galegas”. Un día en el que rendimos homenaje a la palabra escrita en este bello idioma que es el gallego, antaño ampliamente extendido por la península, y desde siempre hermanado con el portugués. El pregón fue dado en la plaza del ayuntamiento por el escritor lugués Miguel Anxo Murado. Resultó un discurso ágil, ocurrente y con referencias autobiográficas que hallé interesantes. Al alcalde de la ciudad le llamó especialmente la atención la frase “libros para ser libres”, que varios pronunciaron aquella mañana con pomposidad. Creo que esta expresión contiene una verdad esencial, pues en cuanto el libro sirva para remover nuestro espíritu y dárnoslo a conocer, revelándolo como si fuera un espejito mágico, contribuirá a nuestra libertad. Esta es una experiencia que proporciona la obra de arte en general, y es en este sentido como interpreto las palabras de Jesús de Nazaret cuando dijo que la verdad nos haría libres. Después de las personas, nada me gusta tanto como los libros. La noche anterior al pregón hojeaba algunos de los que guardo en habitaciones, gracias a ellos convertidas en parte de mi hogar. Me detuve ante un pequeño ejemplar de “Ensayos de un biólogo” de Julian Huxley, que adquirí hace años en Montevideo. El libro es de 1967 y sus páginas están muy envejecidas. En el prólogo hay una frase subrayada con bolígrafo de tinta azul por su antiguo dueño. La línea fue dibujada, en apariencia con pulso tembloroso, bajo las palabras: “las personas están ocupadas en ganarse la vida más que en vivir”. Tengo la certeza irracional de que se trataba de una persona anciana recuperando su tiempo. Poco después de la cita con mis libros, acudí puntual al encuentro con otro de mis placeres, el cine. Últimamente estoy volviendo a ver las obras de Capra, sólo para darme cuenta de que no me gustan gran cosa. Aquella noche tocaba “El secreto de vivir”. En una escena nocturna, Gary Cooper le dice a Jean Arthur exactamente la misma frase que está subrayada en mi libro y que había leído horas antes. ¿No les parece una coincidencia asombrosa? Sin embargo, de las frases que se dijeron la mañana que seguiría a la coincidencia, llamó mi atención sobre todas las demás “el libro te da más tiempo del que empleas en su lectura”, especialmente dedicada a todos aquellos que creen que la lectura es una pérdida de tiempo y que el tiempo es oro. Afirmarían que la noche anterior había perdido el tiempo de dos maneras distintas, participando en la lectura del biólogo y en la conversación ideada por Capra. Lectura y conversación. Si fuera un paranoico sospecharía que Julian Huxley, Gary Cooper y Miguel Anxo Murado se confabularon este fin de semana para recordarme que sólo perdiendo el tiempo es como se gana la vida.

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s