Skip to content

El niño que se aventuraba

julio 4, 2008

Érase un niño que se lanzaba a la aventura todos los días, y en el primer objeto que miraba y aceptaba con asombro, piedad, amor o temor, en ese objeto se convertía, y ese objeto se hacía parte de él durante el día o una parte del día… o durante muchos años o largos ciclos de años. Las primeras lilas se hacían parte de este niño, y la hierba y el dondiego de día, blanco y rojo, y el trébol, blanco y rojo, y el canto del febe, y los corderos nacidos en marzo y los lechones sonrosados de la marrana, y el potro de la yegua y el ternero de la vaca y la pollada ruidosa en el corral o junto al fango del estanque, y los peces que se suspenden tan curiosamente allá abajo, y el hermoso y curioso líquido, y las plantas acuáticas con sus cabezas gráciles y planas… todo se hacía parte suya. Y los brotes de abril y de mayo se hacían parte suya… los retoños del grano en invierno, los del maíz amarillento y las raíces comestibles del huerto, y los manzanos floridos y el fruto después… y las bayas… y las hierbas más vulgares de los caminos; y el viejo borracho que se tambalea hacia casa desde el retrete exterior de la taberna, de donde acababa de levantarse, y la maestra que pasaba de camino a la escuela… y los afectuosos muchachos que pasaban… y los pendencieros… y las cuidadas muchachas de mejillas frescas… y el muchacho y la muchacha negros con los pies descalzos, y todos los cambios de la ciudad y del campo adondequiera que iba. Sus mismos padres, el que había impulsado la sustancia paterna durante la noche y lo había engendrado, y la que concibió en su útero y le dio a luz… ellos dieron a este niño más que eso, le dieron después cada uno de esos días… se hicieron parte suya. La madre en casa poniendo plácidamente los platos en la mesa para la cena, la madre de palabras dulces… el gorro y el camisón limpios… su persona y ropas exhalando un olor sano cuando pasa; el padre fuerte, seguro, viril, mezquino, colérico, injusto, el bofetón, la palabra rápida y violenta, el pacto estricto, la persuasión astuta, el trato familiar, el lenguaje, la compañía, los muebles… el corazón anhelante y henchido, el afecto que no será denegado… la sensación de lo que es real… la idea de si en definitiva todo será irreal, las dudas diurnas y las dudas nocturnas… el si y el cómo extraños, si lo que parece ser así es así… o no son más que destellos y manchas, […] los estratos de nubes multicolores… la larga franja de tinte castaño solitaria… la extensión de pureza en la que flota inmóvil, el filo del horizonte, el cuervo marino en vuelo, la fragancia de la marisma y el cieno de la playa, todas estas cosas se hicieron parte de aquel niño que se lanzaba a la aventura todos los días y que se lanza ahora y se lanzará a la aventura cada día, y todas estas cosas se hacen parte de aquel o de aquella que ahora las lee atentamente.

De Walt Whitman en “Hojas de hierba”

Anuncios
2 comentarios
  1. luciernagas permalink

    Creo recordar que Harold Bloom, uno de los críticos literarios más conocidos, dijo una vez que lo mejor que había escrito Whitman era “Hojas de hierba”, que ninguna otra cosa estaba a su altura. Eso es lo único que he leído yo, además de algunos pequeños extractos de una brevísima selección, y me gusta. Tiene un verso muy atractivo para mí.

  2. Ah, una de mis asignaturas pendientes es leer algo de Walt Whitman. Otra era leer algo de Thoreau que aprobé el año pasado, después de años rondándome la cabeza y el libro descansando en mis estanterías.
    Así que la siguiente asigantura será Whitman, pues el texto que pones me lo pone más fácil para decidirme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s