Skip to content

Besitos, princesa

septiembre 9, 2008

Tradicionalmente, el beso es símbolo de unión entre dos almas, pues brota de la misma fuente del soplo de la vida, la boca. Los antiguos pronto reconocieron en la respiración el principio fundamental de la vida, esto es el alma. Todavía en el lenguaje cotidiano quedan resquicios de aquella identificación original. Así por ejemplo, muchas personas pronuncian una bendición después del estornudo de alguien cercano, pues existía la superstición de que el alma saltaba por la nariz; y decimos que expirar es liberar el último aliento. El beso es entonces una forma de compartir el hálito que nos anima, y al menos por un instante los amantes confunden el alma. Personalmente, no encuentro mayor distracción, y es que por esa fracción de segundo me abandonan todos los pensamientos hasta el punto de no saber si volveré a recuperarlos, de si regresarán con la misma forma, al mismo lugar. Supongo que a eso se le llama perder la cabeza. Pero además, el beso tiene un efecto nutritivo. ¿Quién no ha retenido el sabor de un beso? Como un dulce manjar primero en la boca y después recordado (del latín re-cordis: hacer pasar por el corazón) con el fin de revitalizarnos. Desmond Morris se refiere a un posible origen alimenticio del beso. Según este autor, el beso erótico podría constituir un vestigio de aquella costumbre de suministrar al bebé el alimento previamente triturado mediante la boca de la madre. Como los pájaros en su nido dándose la vida. Aunque existen algunas culturas en las que la gente es reacia a besarse, por ejemplo en África, el beso es una forma de saludo en la mayoría. No se sabe exactamente cómo surgió esta maravillosa costumbre, pero se sospecha que derivó del acto de oler al otro en la búsqueda de señales de amistad. Así, se ha observado que muchos primates se besan y se abrazan en la resolución de conflictos. Y la misma palabra que designa “olor” en algunos lenguajes del sudeste asiático significa también “saludo”. Por muchos es conocido que polinesios y esquimales se frotan nariz con nariz para saludarse, como queriendo explorar su estado de ánimo a través del olor. ¿Lo hacen también los gnomos? Vengan de donde vengan los besos, lo cierto es que los necesitamos y cuando algo nos priva de ellos, como la distancia, no nos resignamos, y los enviamos con un soplo que atraviesa el aire más rápido que la luz, o por escrito. La relatividad se deshace con un beso. Cuántas veces sellan el destino de los amantes lacrando sobres con misivas de amor. Ya siempre me recordarán a esa mariposa sedienta del blanco de tu vestido, tan delicada como insaciable.

Anuncios
3 comentarios
  1. DULCINEA permalink

    Este post me hace recordar el Soneto II de Pablo Neruda,

    Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso,
    qué soledad errante hasta tu compañía!
    Siguen los trenes solos rodando con la lluvia.
    En Taltal no amanece aún la primavera.

    Pero tú y yo, amor mío, estamos juntos,
    juntos desde la ropa a las raíces,
    juntos de otoño, de agua, de caderas,
    hasta ser sólo tú, sólo yo juntos.

    Pensar que costó tantas piedras que lleva el río,
    la desembocadura del agua de Boroa,
    pensar que separados por trenes y naciones
    tú y yo teníamos que simplemente amarnos,
    con todos confundidos, con hombres y mujeres,
    con la tierra que implanta y educa los claveles.

    ¨Ya siempre me recordarán a esa niña del parque cuya mirada, tan inocente como curiosa despertaba mi deseo de besarte¨ :=)

  2. Recuerdo la enorme sorpresa que me produjo la interpretación de Desmond Morris cuando la leí en La mujer desnuda. Lo cierto es que no me parece demasiado sostenible.

  3. luciernagas permalink

    Bueno, las interpretaciones de Morris suelen ser muy especulativas y a veces notablemente osadas. En general, no es santo de mi devoción, pero encontré interesante la comparación de esa idea con la experiencia tan reconfortante, en cierto modo alimenticia, que supone el beso de la persona amada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s