Skip to content

Los rostros de la eugenesia

octubre 17, 2008

Eugenesia es una palabra maldita con connotaciones profundamente desagradables. Etimológicamente significa de buena herencia, término acuñado a finales del siglo XIX por Francis Galton. Entonces la genética ni siquiera había nacido como disciplina científica, pero el papel de la selección natural en el proceso evolutivo ya era popular gracias a las investigaciones de su primo, Charles Darwin. La propuesta de Galton consistía en mejorar la humanidad aumentando las posibilidades de propagación de los individuos más adecuados. Esta pretensión de influir en la evolución biológica de la especie humana se haría tristemente célebre durante el siglo XX, probablemente el más violento de la historia. En principio, pueden distinguirse dos tipos de eugenesia. La eugenesia positiva consistiría en promover una mayor representación en sociedad de los individuos considerados mejores. La eugenesia negativa consistiría en establecer las condiciones que eviten la reproducción de los indeseables. Por ejemplo, la eugenesia positiva se halla implícita en el sistema educativo inglés, durante años diseñado sobre la base del coeficiente intelectual o C.I. Básicamente a través del C.I se buscan correlaciones con individuos socialmente admirables, luego se clasifica a los estudiantes que serán encaminados hacia diferentes roles sociales en función de tal información. La eugenesia negativa es si cabe todavía más nociva y esencialmente descansa sobre la misma falacia, que implica sobrevalorar hasta límites caricaturescos el papel de los genes en el comportamiento humano. El criminal, el ladrón, el malvado, no se harían, sino que nacerían, luego evitar que dejen descendencia mejoraría el acervo genético de la raza humana. Desde el punto de vista científico semejante idea sólo resultaría ingenua si no hubiese sido tan dañina. Y es que, paradójicamente, en su afán por mejorar la humanidad nunca el hombre fue tan inhumano. Sin embargo, pienso que existe un rostro amable de la eugenesia que tendría como prejuicio recomendable la tabla rasa, por usar la expresión de Locke, esa metáfora de la naturaleza humana criticada por Steven Pinker entre otros. Que los genes juegan un papel menor y que nuestra naturaleza viene determinada principalmente por el ambiente, por la cultura. Y que, en cierto modo, también el ambiente se hereda. Aunque esto no fuese cierto, cosa que personalmente no creo, ¿acaso insistir en la mejora de las condiciones ambientales, tales como la nutrición, la educación, el cuidado médico y parental de los hijos, independientemente de su origen, no supone una mejora de la humanidad?

Anuncios
One Comment
  1. neo_aqp permalink

    Que haríamos si pudiéramos escoger el sexo de nuestros hijos: Imagínense si en un futuro pudiéramos manipular nuestra genética y cada vez generaciones futuras pudieran vivir cada vez mas, se poblaría el planeta, y llegaría al punto en que nuestro planeta no se de abasto. Entonces te obligasen a tener solo un hijo, como en china con el programa agresivo de control de la natalidad, cosa que tal vez pueda suceder en un futuro no muy lejano debido tal vez a que los recursos de este planeta ya no puedan sustentar a la población humana, algunos decidiríamos tal vez, en razón de tener progenie tener un hijo a pedido y escoger el sexo de nuestro único hijo, y muchos de nosotros decidiríamos solo tener varones, entonces con el tiempo las mujeres escasearían, es mas habría un trafico ilícito de ellas, las cuales se las buscaría para poder cumplir con tener más generaciones. nuestra población así languidecida miraría con rareza a las mujeres que en un tiempo atrás estaban a la par en número con los varones, tal vez después de muchas generaciones, su numero caería tan bajo, que simplemente, el tener una mujer seria un privilegio, pero como?, ahora quisiéramos tener una mujer como padres, pero te pregunto ahora búscate una mujer, jaja veras que no encontraras con quien procrear, es más las mujeres estarían abocadas solo a la alta sociedad, crearía una casta de varones de los cuales pensar en casarse solo sería un sueño. una catástrofe mundial, tal vez y solo tal vez se podría procrear entre varones con las técnicas modernas de clonación, pero sería muy difícil esta situación debido que para clonar necesitarías tener una matriz de una mujer cosa en este futuro catastrofal nunca vas a encontrar, además que será muy caro como para que un varón de la casta baja pudiera acceder, aun si pudieras ahorrar toda tu vida y pudieras tener una niña, debido a que has comprado óvulos congelados, cosa que te costó mucho, y ahora quisieras combinarlo con tu genética, al tenerla y ser de la casta baja, te implicaría que serias objeto de muchas cosas como el que te la roben, o que te maten para traficar con tu hija, y si decidieras tener un hijo, y lo tuvieras, solo le darías pobreza, debido a que sería uno más de esa casta del cual tendría muy pocas posibilidades de sobresalir, entonces piensas bueno, ahora que tengo la tecnología a mi alcance le daré los mejores genes que mi genética pueda darles; es así que haces un tamizaje de tus espermatozoides y busca aquel que te pueda dar un hijo genio con muchas cualidades que le den una oportunidad de sobresalir y poder acumular fortuna, y casarse con una mujer de la alta sociedad, entonces lo haces, bueno sale un genio y con muchas cualidades excepcionales tuyas, pero sabes que tu genética tiene un límite y que tu genética solo puede ofrecer bellas cualidades hasta cierto punto, igual han hecho otros, y se generara una población excepcional, claro con limites de sus capacidades, y tu hijo será uno más, y no sobresalió, entonces tu hijo ya adulto piensa y dice bueno ahora que tengo la tecnología al alcance de mis manos bueno pienso tener un hijo en el cual los defectos de mi genética los repararé, o comprare cromosomas de genética mejor que la mía y los combinare y así daré a mi hijo un mejor futuro, cosa que ya habían hecho los de la alta sociedad. y lo tienes, pero te das cuenta tu hijo tu nieto y bisnieto cada vez se parecen menos a ti, y te daría mucha tristeza porque aunque no lo creas la diferencias genéticas hacen que uno sea único e inigualable, así con sucesivas generaciones la población se llenaría de gente cada vez mas idéntica, cada vez mas igual, con muchas similitudes y virtudes, así que nos volveríamos superhombres entre comillas, pero tal vez fue el peor error, porque?, porque tal vez el futuro nos depare una catástrofe o una plaga inimaginable y como somos tan idénticos, diezmaría nuestras poblaciones de nuestras utópicas ciudades. entonces te das cuenta solo quedan unos cuantos hombres de los millones que éramos, además te das cuenta que estos pocos hombres están en peligro de adquirir el virus, enfermedad o no pueda vivir más en ese ambiente que desgraciadamente su volvió hostil, entonces los pocos que quedan entre ellos seleccionan los que aparentemente son más sanos, y se creará el proyecto de llevarlos fuera de nuestro planeta para buscar un ambiente idóneo; así salen naves de nuestra madre tierra y llevaran nuestra humanidad al la infinidad del universo. Dejando atrás un planeta languidecido y agotado por nosotros mismos. Es solo una triste posibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s