Skip to content

Réquiem por un sueño

abril 13, 2009

Por un instante imaginé una sociedad que no prime la satisfacción del deseo mediante el consumismo, inevitablemente fuente de frustración. Que valore a las personas por encima de las cosas, que no abandone la comunicación a través del diálogo personal y honesto en favor de frías máquinas de realidad virtual donde la mentira campa a sus anchas. Que valore el esfuerzo y no se pliegue al mero placer, que busque el placer en un saber que sirva a una mejor comprensión de lo que somos y de dónde venimos, y así ilumine nuestro futuro. Que forme en valores, donde cada individuo considere la realización de un proyecto personal construido sobre la base de valores humanistas como una finalidad fundamental en la vida. Una sociedad centrada en la educación que estimule el pensamiento crítico, que presente la verdad como una cuestión de honor y el honor como un principio irrenunciable de la persona. Que cada cual se honre a sí mismo siendo leal a la verdad y halle en semejante sentido del honor su sentido. Que cada cual permanezca fiel a un principio de solidaridad básico en una sociedad de iguales distintos, porque toda persona representa un nuevo mundo por ver la luz del mundo. Una sociedad ilustrada, que valore el conocimiento, la cultura, como un medio para hallar la libertad, pues en nuestra resistencia son mayores las lesiones que nos causamos por no ver las ataduras. Una sociedad que no se sienta seducida por la mediocridad, que no se disuelva en la masa manipulable y que entienda la diversidad como su mayor riqueza. Una sociedad que respete su entorno natural como parte de cada uno y lo perciba, tal y como dice un conocido dicho, no como una herencia de las generaciones pasadas, sino como un préstamo que nos hacen nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. La naturaleza constituye así un vínculo con los desaparecidos y con los que habrán de venir. Una sociedad de individuos nobles y humildes, pero orgullos de llamarse por su nombre verdadero, que se miran a la cara y no se esconden por las esquinas como los desgraciados que hace tiempo renunciaron a descubrir quienes son y sólo han aprendido a estimar la imitación y sus máscaras. Por un instante imaginé una sociedad distinta.

Anuncios

From → 13. Lo último

6 comentarios
  1. Sigue soñando y no despiertes por que menudo chasco.
    Casi casi es la antidefinición del mundo actual.
    Por cierto estoy casi de acuerdo en todo, excepto en ese toque amargo que le das a la realidad virtual. Esta en sí misma es buena, por que permite comunicar, difundir, conectar, crear de un modo impensable hace 10 años, lo malo es cómo usemos esas capacidades, el mal está en nosotros no en la técnica.
    Celebro que de nuevo nos regales tus reflexiones.

  2. luciernagas permalink

    Gracias por tus ánimos. Supongo que estás en lo cierto cuando me adviertes de un pesimismo exagerado en relación con los medios de comunicación, llamémosles de realidad virtual. Quiero decir que también aprecio sus posibilidades. Sin embargo, existe el riesgo de que desvirtúe nuestras vidas hasta hacerlas virtuales, porque la vida real está en el encuentro personal, y el resto se me antojan engaños desde la soledad. Quizás nada sea bueno o malo en sí mismo, sino que dependa de lo que nosotros hagamos de ello o quizás no siempre sea así. Quizás construir una bomba de racimo no sea algo malo y lo malo sea usarla en cualquier ocasión donde cause víctimas, o tal vez la propia existencia de la bomba sea algo malo y aquellos que la hicieran posible sean responsables con independencia de su uso. Por supuesto, no estoy comparando Internet con una bomba, sólo pretendo llamar la atención sobre los límites de la responsabilidad.

  3. Desconozco los pasos que llevaron al invento de la bomba de racimo y por tanto no sé si es el subproducto de una investigación más neutral. En principio se me antoja que el invento se hizo con el simple propósito de aniquilar el ánimo y el futuro de cuantas más personas mejor. El ejemplo paradigmático de este tipo de situaciones, fue el descubrimiento de la energía nuclear, que a partir de los estudios iniciales derivó en la más mortífera arma empleada jamás por el ser humano.
    Salvando las evidentes distancias, no creo que internet acabe siendo un arma de destrucción social masiva

  4. laura dnaiela acosta salcedo permalink

    la pelicula muestra la cara alreves de mucs de las personas que se creen con la verdada en sus manos que crellendo que el alejarce de las demas personas o cituaciones degradantes para nuestra vida pueden encontrara un mundo mejor sin nadie que los jusgue o que decir o hacer en sus vidas pero nunca abren los ojos por realmente sus ojos estan segados por su adiccion y nunca van a destar pero hay salidas que nunca nos imaginamos en esta vida y aunque creamos tener el mundo en nuestras manos o cencillamente pensara que estamso alejados de todo la salida que menos imaginamos y la qu emenos queremos tomara es la mas trancedente

  5. Marian permalink

    Hola!

    No sé cuál es tu nombre pero tu blog es estupendo! Tienes las palabras que yo no tengo para describir lo que siento… Me podrías autorizar que use algunas de tus reflexiones en un foro donde participo? Siempre con un link a tu blog claro está…

    Saludos,

  6. luciernagas permalink

    Hola Marian. Gracias por un comentario tan amable, que además me sirve de ánimo. Por supuesto, eres libre de utilizar mis palabras. Y te invito a participar en este espacio también, siempre que quieras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s