Skip to content

La evolución de Isolino

agosto 11, 2009

Soy perezoso, indisciplinado e inconstante. Por supuesto, no me enorgullezco de tales miserias, si las reconozco aquí es para explicar mi larga ausencia. Vuelvo, aunque no se hasta cuando. Y como no podía ser de otra manera regreso mordiendo. Ayer replicaba a dos comentaristas del post anterior y mientras lo hacía me descubría nuevamente visitando viejas preocupaciones: la crítica al nacionalismo, al pensamiento grupal, la defensa, en cambio, del individuo desde principios humanistas. Esta mañana leía en “La voz de Galicia” la viñeta de Xaquín MarínO lecer de Isolino”. Contenía lo que me pareció una muestra paradigmática del prejuicio nacionalista. Isolino, tal vez a los pies de un carballo reflexionaba: “Normalmente temos moi bo concepto noso e moi malo dos demais, menos mal que aos demais lles pasa o mesmo”. Y es que el pensamiento nacionalista sólo puede definirse desde la oposición, desde el enfrentamiento a lo diferente. Y se regocija en una falacia booleana de la que toma alimento según la cual o se está conmigo o se está contra mí, o se es nacionalista, digamos gallego, o se es nacionalista español. Algunos biólogos, tales como Edward Wilson, piensan que el pensamiento del nosotros-o-ellos es instintivo en el ser humano y que habría evolucionado por selección natural para incrementar la cohesión del grupo. Como señala David Stamos, semejante instinto se reflejaría no solo en el nacionalismo sino también en el etnocentrismo, en la religión, en el racismo, en las pandillas callejeras, en los seguidores de equipos deportivos, en la xenofobia, en la guerra…, y contendría dos componentes fundamentales además del pensamiento dicotómico de nosotros y ellos, como son la producción de estereotipos y la agresividad territorial. Personalmente, encuentro muy discutibles este tipo de explicaciones evolucionistas y aunque reconozco que el comportamiento gregario, tantas veces aborregado, es probablemente un universal en la cultura humana esto no significa necesariamente que sea innato y mucho menos que haya evolucionado por selección natural. Creo más bien que estas formas de pensamiento o, mejor dicho, de boba mansedumbre ante una ideología esencialmente conservadora reflejan inseguridades y temores que brotan precisamente de la ignorancia.

Anuncios

From → 06. Seísmos

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s